Italia: Hallan pergamino de la Torá más antiguo del mundo

Italia: Hallan pergamino de la Torá más antiguo del mundo

La Universidad de Bolonia (Italia) ha encontrado el que podría ser el manuscrito más antiguo del mundo de la Torá, el conjunto de textos sagrados para el judaísmo conformado por los cinco primeros libros de la Biblia cristiana (el conocido como Pentateuco).

No se sabe cuánto tiempo llevaba en la caja fuerte de la biblioteca universitaria de Bolonia, ni cómo aterrizó en la colección de códigos y pergaminos del primer Ateneo de la vieja Europa. Sin embargo, varios exámenes y análisis han confirmado que Bolonia, la ciudad norteña de callejuelas medievales y soportales misteriosos, conserva el texto completo más antiguo de la Torá, conjunto de libros sagrados del judaísmo. Aunque, hasta hoy, no se sabía.

El pergamino, con forma de rollo y escrito en hebreo, se encontraba en las instalaciones pero había sido mal etiquetado, según ha revelado un profesor del centro. Hasta este momento, se creía que la pieza tenía únicamente “unos pocos siglos”, informa la BBC.

Sin embargo, tras ser sometido a varias pruebas de carbono la Universidad boloñesa ha confirmado que ha sido escrito hace más de 850 años.

Mauro Perani, profesor de hebreo del centro, ha indicado que eso lo convierte en la Torá completa más antigua de la que se tiene conocimiento y, por tanto, en un objeto de extraordinario valor.

CARACTERÍSTICAS DEL PERGAMINO

Manos anónimas y pacientes copiaron los cinco libros más sagrados del judaísmo (los libros cristianos de Génesis, Éxodo, Levítico, Números, y Deuteronomio) entre 1150 y 1225 sobre un rulo de blanda piel de oveja. El pergamino consta de 56 segmentos cosidos uno tras otro hasta alcanzar los 36 metros de longitud —198 columnas— y 64 centímetros de altura.

La Universidad de Bolonia ha explicado que en 1889 uno de sus bibliotecarios, Leonello Modona, había examinado el pergamino y lo había fechado en el siglo XVII.

Sin embargo, cuando Perani examinó recientemente el libro descubrió que el texto utilizado procedía de tradición babilónica oriental, lo que significaba que debía de ser extremadamente antiguo.

Otra factor que cofirma esta datación es que el texto contiene muchas características prohibidas en copias posteriores, tras las restricciones establecidas por el erudito Maimónides en el siglo XII, apunta el centro.

Fuente: El Mundo, El País editado por Protestante Digital
Postar um comentário