Suiza quiere cambiar su himno porque menciona a Dios

Suiza quiere cambiar su himno porque menciona a Dios

Suiza acaba de anunciar un concurso para buscar un nuevo himno nacional que sustituya al actual. La razón, sobre todo, que el vigente tiene demasiadas referencias a Dios en su letra; y en segundo lugar que tienen ya mucha antigüedad.

“El verdadero problema es, sobre todo, el texto, según explica Lukas Niederberger, que forma parte de la Sociedad Suiza de Servicios Públicos (SGG), la entidad a la que se ha encargado que busque el nuevo himno.

El actual himno “es un salmo, una oración, pero tenemos que abrirnos a la sociedad religiosamente neutral. Tenemos (en Suiza) ateos, no solo creyentes en Dios, por lo que este himno es actualmente una dificultad”.

En una encuesta del año 2000 sólo el 16 por ciento de la población suiza afirmó que la religión era “muy importante” para sus vidas. Según el censo de 2010 los que afirman no ser parte de ninguna religión suponen más del 20% de la población. En cuanto a la identificación religiosa con las grandes iglesias oficiales, el 38,6 por ciento de la población se considera católica romana, y el 28 por ciento dijo ser parte de la Iglesia Reformada Suiza.

EL CONCURSO
Nieberberger dijo que el objetivo del concurso, que se desarrollará entre enero y junio de 2014, es llegar a encontrar un texto para reflejar los valores que se encuentran en la Constitución suiza, como son la democracia y la solidaridad.

El ganador será seleccionado por un jurado formado por veinticinco miembros, que son elegidos y provienen de distintos ámbitos de la vida social del país, como el deporte, la música, y la literatura entre otros.

El concurso premiará al autor del himno elegido con 10.000$.

EL HIMNO-SALMO SUIZO ACTUAL
El “salmo suizo”, como se conoce al himno actual, fue compuesto en 1841 y está lleno de menciones e invocaciones a Dios, muy en la línea de las raíces históricas protestantes del país.

La traducción de parte de su texto dice: “Cuando el cielo al amanecer se pone rojo, / y en nosotros su brillo derrama / Tú, oh Señor, apareces en su luz. / Cuando los Alpes resplandecen brillantes, / ora a Dios, para entregarte a Él / de manera que sientas y entiendas / que Él habita en esta tierra.

Fuente: BBC Mundo editado por Protestante Digital
Postar um comentário