LA POBLACIÓN EVANGÉLICA DE MÉXICO ALCANZA LOS 8 MILLONES

En 1900, la población católica alcanzó el máximo número de fieles en México, pues el 99.5% de la población total profesaba esa religión. Al año 2010, menos del 83% de la población se identificó como católica, mientras que las religiones evangélicas se han consolidado en este crisol cultural.

El último censo del INEGI da cuenta del terreno que ha ido paulatinamente perdiendo la religión católica apostólica y romana frente a otros tipos de credos.

Es casi el 15% de la población el que profesa una religión distinta a la mayoritaria, y de acuerdo a la tendencia, seguirá creciendo la diversidad religiosa en el país.

En el documento denominado Panorama de las Religiones 2010, el INEGI señala que 92 millones 924 mil 489 mexicanos profesan la religión católica, seguida de un bloque denominado “Protestante/Pentecostal/Cristiana/Evangélica” que engloba a 8 millones 386 mil 207 creyentes.

El número de personas que se identificaron como sin religión alcanza los 5 millones 262 mil 546 mexicanos; y aquellos que no especificaron sus creencias religiosas son poco más de 3 millones de personas.

El Islam es la religión de menor penetración en México, pues apenas 3 mil 760 de los encuestados afirmó rezar varias veces al día en dirección a la Meca y leer el Corán con regularidad.

DISCRIMINACIÓN RELIGIOSA
De acuerdo a la Encuesta Nacional para Prevenir la Discriminación en México, el 78% de los católicos rechazó haber sentido que sus derechos no han sido respetados debido a su religión, frente al 68.3% de las minorías religiosas registradas.

No obstante, se han registrado casos de violencia por el fundamentalismo y la intolerancia como ocurre con los caciques católicos en Chiapas y otras regiones como Oaxaca, o como fue el caso de la Nueva Jerusalén, una pequeña población ubicada en el municipio de Turicato, en Michoacán, donde un grupo de adoradores de la Virgen del Rosario no solo impidieron a los niños asistir a clases, sino practicar fútbol, leer periódicos y ver televisión.

¿Qué pasa cuando las minorías religiosas a nivel nacional son las que se imponen en determinadas circunstancias que las convierten en mayoría a nivel local?

La Encuesta Nacional para Prevenir la Discriminación señala que “casi 3 de cada 10 personas que pertenecen a alguna minoría religiosa consideran que su principal problema es el rechazo, la falta de aceptación, la discriminación y la desigualdad. Una proporción similar considera que su principal problema son las burlas, las críticas y la falta de respeto”.

Fomentar la convivencia y la tolerancia en México será la asignatura pendiente para este y los posteriores gobiernos.

PROTESTANTES MEXICANOS: HISTORIA
Los primeros misioneros protestantes llegaron oficialmente a México en 1872, un año después de que el ex sacerdote católico Manuel Aguas -en ese momento líder de la Iglesia de Jesús en la ciudad de México- predicara un encendido sermón para explicar detalladamente su conversión, reconociendo la gesta de Martín Lutero en el siglo XVI.

Según comenta el periodista Carlos Martínez García,el mensaje testimonial tuvo gran difusión porque la publicó el periódico El Monitor Republicano , de amplia circulación. Otros diarios y revistas de distintas ciudades reprodujeron dicho artículo, permitiendo que el mensaje llegara mucho más allá de la audiencia original, reunida en la Iglesia de Jesús.

EXPANSIÓN DEL MENSAJE
El evangelio se extendió con lentitud en este país americano de fuerte tradición católica, donde aún hoy numerosos cristianos pertenecientes a grupos aborígenes sufren agresiones y persecución a causa de su fe, en regiones del estado de Chiapas y otros puntos del país.

Según el informe elaborado por el INEGI, en el año 2000 la población evangélica representaba el 5,26% de la población mexicana pero en 2010 esta cifra se elevó a 7,68%.

Fuente: Azteca noticias / Protestante digital
Postar um comentário